El revés de la demanda marítima y sus responsables

Muchas veces se dijo públicamente que fue Evo Morales quien tuvo el valor de llevar una demanda contra Chile en la Haya con el fin de resolver de una por todas la controvertida y prolongada situación respecto a la salida al Pacífico por parte del Estado boliviano.

Ahora que dicha demanda fue perdida por parte de Bolivia se busca responsables.

Al tratarse de un juicio que puso en juego el destino de toda una nación, las autoridades involucradas deben responder de sus malas decisiones ante la población boliviana.

Si la causa hubiera triunfado habría cambiado el futuro del país, pero como ha fracasado trajo consigo una gran desilusión y un perjuicio nacional.

Carlos Mesa admitió, a pesar de su actuación brillante y patriótica, su responsabilidad por el fracaso de la demanda; pero Evo Morales, el autor principal de este debacle, en lugar de reconocer su derrota y analizar en qué ha fallado se niega a aceptar el fallo, y como si fuera poco, pretende, después de haber sepultado la causa marítima, crear nuevas ilusiones en los bolivianos respecto a la salida al mar, reafirmando así su ética de animal político y lo decidido que está en hacer cualquier cosa con tal de recuperar su popularidad y ganar las elecciones presidenciales de este año.

Han pasado meses desde el veredicto de la Haya y hasta ahora no ha dado las cifras oficiales de los gastos que se hizo en estrategas, juristas, logística, consultorías y propaganda.

Pero el que quedó noqueado y desilusionado fue el pueblo boliviano, porque en un principio se dejó cautivar por la maquinaria en nombre del Estado, protagonizada por personajes políticos y no políticos que habían dejado, supuestamente, sus intereses personales e ideologías divergentes por una causa común: el mar. Pero a medida que pasaba el tiempo fueron develándose más los intereses que la entrega y el altruismo por el país. El desenlace fue la puesta en escena de un desvergonzado y burdo desengaño de las masas y la utilización descarada del sentimiento quizá más hondo y sagrado de estas por parte de quienes llevaron adelante esta demanda. De sueños implantados y promesas movedizas terminó en llanto y tristeza. Todo había sido con fines electorales.

De todo los golpes duros recibidos del revés en la Haya, el golpe más fuerte fue para el pueblo boliviano, porque se lo ilusionó con el retorno al mar sin medir la consecuencias por un hombre que se creyó el todopoderso y en quien muchos depositaron su confianza para ser defraudados después, para luego sentirse heridos y taicionados.

Por eso creo Evo Morales era el menos indicado para llevar a cabo esta misión porque sencillamente no era el indicado. No fue capaz de preveer los aspectos negativos del proyecto. Tampoco ha sido destinado para realizar esa tarea como muchos creían. Todo lo que se ha estado haciendo en Bolivia no fue protagonizado por Morales sino por sus acesores e ideológos de su partido.

Por eso la población debe relevar ya estos personajes del poder y poner en sus lugar a otros que sean más aptos e idóneos.

Anuncios

Mito y posverdad, una herramienta de los que buscan poder

En la actualidad hay dos términos que explican bien lo que hacen los políticos e ideológicos que quieren o han tomado el poder: relato y posverdad.

El término relato, originalmente se definía como mito. Hoy en día es el discurso aparente, la demagogia o manipulacion. La posverdad aparece por primera vez en 1992 para describir la sociedad contemporánea occidental (Europa). El término fue usado como la prevalescencia de los hechos subjetivos ante los objetivos. Es decir, las pasiones, las emociones y los sentimientos humanos tienen más inclinación y fuerza que la racionalidad y la realidad a la hora de construir la opinión pública.

En la actualidad vemos a diario a los políticos tratando de imponer un mito o una posverdad. O sea, un discurso acalorado compuesto de ideas que no condicen con la realidad. Se aprovechan de la ingenuidad (la credulidad) de la gente. Cuando creen que ya los tienen controlados recurren a métodos coersetivos con el fin propugnar la dictadura del pensamiento único. Esto lógicamente va en contra de la libertad de pensamiento y libertad de expresión. Pero cuando se reprocha a estos políticos de esto ellos contestan diciendo que no hay ninguna violencia contra dichas libertades: otro recurso más de la metodología del mito y relato.

Este método tan común hoy en día tiene el propósito de distorsionar la realidad: si hay pobreza en el país que gobiernan dicen que no hay, o al menos dicen que es insignificante; si hay mega corrupción tratan de imponer la idea de que hay mini corrupción. Si no es reelegido el actual presidente se terminará el mundo o vendrá la incertidumbre. O en lo peor de los casos el sol se oscurecerá y la luna se irá. A esto se llama mito, relato, posverdad.

Para un sano juicio ¿en qué cabeza puede caber semejante argumento? O es que tú también ya te has dejado absorber por estos políticos maquiavélicos?

Los masas de la izquierda no tienen ideología propia, sino la de sus jefes

Cuando los masistas dicen que los de 21F no tienen meollo están hablando justo de ellos, se están delatando o poniendo a prueba lo que ellos son: la ignorancia. Son ellos (los masistas) quienes ni siquiera tienen ideas propias sino que repiten lo que les meten en la cabeza sus supervisores.

Por eso yo digo que la masa socialista no no puede ser librepensante. Eso no va con el código socialista, porque ellos son despojados de sus capacidades como personas para ser usados al antojo de sus líderes. Si les dicen hagan esto u aquello los obedecen ciegamente. Si les dicen prepárense a morir por el proceso de cambio les hacen caso. Han perdido la libertad y la capacidad de autoreflexión, lo más preciado que pueda poseer un ser humano.

Estos procesos sociológicos están justamente sucediendo hoy en Bolivia. No creo que la irracionalidad y la brutalidad sean buenos para nuestro país y siga creciendo infectando toda Bolivia.

El delirio socialista arrebatando el pensamiento de los más jóvenes


Cuando ustedes nacían El Alto era ciudad de quinta categoría, nadie se acordaba de El Alto, solo venían a El Alto para matar a sus papás, a sus mamás y a sus tíos. Con el presidente Evo, El Alto se está convirtiendo en ciudad de primera categoría”

García Linera, ANF noticias, 10mar19.

Merece analizar este siniestro mensaje emitido públicamente por el mismo vicepresidente del Estado Plurinacional.

Lo que pretende Linera es hacer ver a los estudiantes que Evo es el Salvador y los que alguna vez fueron los gobiernos de la derecha son lo opuesto al Savador, al Mesías Evo. Qué gracioso. Aprovechándose de la tradición cristiana de la gran mayoría de la población boliviana Linera hace creer que El MAS es como Jesucristo y la Oposición como Lucifer. ¡Qué disparate en todos los sentidos.

El objetivo del vicepresidente es que los jóvenes, que todavía no están pisando la universidad, le crean y se lo creen, porque muchos aun son ingenuos, porque este mismo señor se los arrebató su criterio tras 13 años de adoctrinamiento para meterles en sus cabezas un idealismo de muerte y miseria, un racismo como lo hicieron en la Alemana Nazi, un pensamiento único como en la URSS para que no piensen por sí mismos y tantas tonterías como las que menciona arriba.

Eso de venían a El Alto para matar a sus papás, a sus mamás y a sus tíos me parece una imagen de una película de terror. Dónde se ha visto una escena de tal magnitud en la que por ningún motivo venga tal o quien directo a matar a otra persona? Es una hipérbole, una bajeza total, un argumento desprovisto de sentido que solo puede ser creído por unos niños.

Con decir ciudad de primera y quinta categoría sé a dónde quiere llegar. Quiere hacer entender que los de la derecha se olvidaron de El Alto y ahora con Evo ha sido recuperada. En otras palabras está pretendiendo que el publico dé por hecho que los anteriores gobiernos eran inútiles y el actual gobierno es útil. Quiere hacer ver, además, una abismal distancia entre el oficialismo y la oposición para hacer denotar en la mente de quienes lo oyen que este jamás será tan bien como el MAS y por lo tanto debe ser estigmatizada.

Yo creo que ya está hasta la corona tanta desfachatez y delirio socialista de la segunda autoridad más importante de un país. Al menos yo ya no soporto tanta escoria humana.

Masista, tu ignorancia es el poder de otros

Cómo puedes creer a este gobierno si lo que dice lo borra con el codo, si sus hechos son lo contrario de lo que dice. Cómo puedes apoyarlo a ciegas y gritar que Evo es Bolivia si está llevando al país a un frenesí de odio y racismo. Lo apoyas vacíamente, sin detenerte a hacer sanamente un balance de lo justo o lo injusto de este gobierno, no te das la oportunidad de ver el otro lado del dado. Solo te obsesionas por sus hechos, sus obras sin repercusión social, pero no te fijas en el lado negativo de sus políticas. Y en verdad este gobierno tiene más defectos que virtudes. Poniendo a prueba esto sólo mencionaré que el MAS IPSP parte de un principio que en el fondo nada tiene que ver con la reivindicación de los olvidados y la redignificación de sus derechos. Es cuento, discurso para afianzarse poder y manejarte desde allí a su antojo. Son los que ocupan altos cargos en este gobierno quienes disfrutan del banquete, tú solo recibes migajas, las sobras de lo que comen a diario a cambio del apoyo que les das.

Esto así fue y así será si miramos la Historia y ahora se está repitiendo porque no maduras y no dejas de creer en lo que te dicen. Convéncete de una vez de que no debes esperar nada de ellos. Aunque compartas sus ideales, mientras no ocupes un cargo en el gobierno no recibirás nada, sólo servirás de apuntalamiento a estos gobernantes para darles más poder o incluso legalidad e impunidad. Por eso capacítate, fórmate, adopta una posición crítica, no les creas de entrada todo lo que te dicen, piensa por ti mismo y no dejes que ellos decidan por ti.

Cuando ellos terminen de manipularte perderás tu capacidad de discernimiento y entonces se pasearán por encima de ti. ¿O ya no tienes capacidad de discernir, de diferenciar, de distinguir entre lo malo y lo bueno, entre lo justo o injusto? Y por eso respondes a cualquier objeción que no venga del partido oficialista con insultos o con lo mismo de siempre como autómata, eso que Linera u otro artífice de este modelo político te ha instruido? Sabes qué se llama a eso? Adoctrinamiento. Cuando estás adoctrinado ya no te perteneces a ti mismo, sino que le perteneces en cuerpo y alma al Estado, al supuesto mesías, a la élite del gobierno. Eres de su propiedad. Así pasó en la URSS y antes de esta ¿Lo sabías? Fue triste. Millones de personas tenían un pensamiento único, un pensamiento que ni siquiera era suyo, sino impuesto. ¿No quisieras llegar a eso verdad? Es como despojarnos de todo lo que somos como personas para quedarnos vacíos, nada. En palabras sencillas a esto se llama lavado del cerebro. Cuando te lavan el cerebro dices cosas sin sentido como: solo yo pienso y los otros que no están conmigo no piensan o no están a mi altura. Disculpame, pero es lo que generalmente ocurre con regímenes de este tipo, como el que estamos presenciando hoy con Evo Morales.

En el siglo anterior sucedieron casos similares como en la Alemania Nazi. La gente no veía otra cosa que la grandeza de su supuesto lider, el führer. Estas cosas son peligrosas porque pueden descencadenar en otros males más catastróficas. Por haber seguido a Hitler los alemanes terminaron en ruinas y en hechos vergonzosos que hasta el día de hoy repercuten en todo el mundo: el llamado Holocauato o la matanza de millones de personas inocentes. El exterminio de una raza por ser considerada supuestamente inferior.

A esa clase de barbarides se puede llegar cuando damos rienda suelta a la maldad humana y cuando desde un partido promovemos el odio y el racismo. ¿Me dices que no se ha aumentado el racismo en Bolivia? Piénsalo un poquito antes de afirmarlo. ¿Por qué crees que estamos viviendo los bolivianos en nuestro propio país la segregación? ¿Por qué crees que el racismo paradójicamente ha aumentado cuando debía haber disminuido?

Por eso te advierto que dejes de atrincherarte en tu posición y te pido que reinvidiques tu sano pensamiento, pervertido por los partidos políticos.

Infunfir miedo a los bolivianos es inducir a no votar por la Oposición

Vice: Perder la “batalla” electoral de octubre sería volver a tiempos de los españoles.

García Linera está incubando el miedo en la población boliviana con afirmaciones abdurdas y fuera del sentido común como“Ustedes como madres, como esposas, como mujeres, como trabajadoras no pueden perder esta batalla, porque sería regresar a tiempos se los españoles, sería no honrar el nombre de Bartolina Sisa y sería dejar a sus hijos un camino del llanto, de maltrato y discriminación perpetua

Es que muchos ciudadanos sabemos que no sucederá eso, porque vivimos en un mundo donde esas ficciones con las que intenta aterrorizar el vicepresidente a las masas no están permitidas en la sociedad de hoy. No estamos en tiempos de colonias, del pongueaje, de imperios coloniales ni de servidumbres. Estoy seguro que si se instalara en Bolivia un gobierno distinto al actual del MAS este próximo año, no incurriría en barbaridades como las que menciona Linera tales como que seŕa delito andar con pollera y poncho.

Yo creo que se aprocha de la ingenuidad de la gente con la que tiene contacto para mantenerla cohesionada al partido oficialista.

En otras palabras es él el colonizador de las mentes bolivianas, las usa las manipula, las mete ideas descabelladas, siembra en ellas terror, odio y pobredumbre

.

La coyuntura boliviana en las elecciones presidenciales de 2019

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora